Habilidades blandas

Habilidades blandas

Era una fría mañana de septiembre. Venía saliendo de una varicela (a los 21 años, ouch!) y me tocaba presentar sobre tecnologías de la información en un curso de la universidad.

La preparé como siempre: memoricé lo que iba a decir y practique un poco. Todo iba bien hasta que llegó el momento de presentar.

Me encontraba delante de una pequeña audiencia de no más de 15 personas, cuando me tocó hablar. Balbuceé un par de palabras (las que recordaba) y luego quedé en blanco…

Por suerte el trabajo era en grupos de dos personas, así que mi compañero pudo retomar la exposición.

Al finalizar de exponer, el profesor dijo:

“Chiquillos, deben preparar bien la presentación…”

¡Qué frustrante! No era primera vez que me pasaba. Siempre sentí que lo “social” no se me da bien.

El sentimiento es compartido entre “introvertidos”. Emma Watson (a.k.a. Hermione Granger) dijo:

“Si no eres extrovertido, estás hecho para pensar que hay algo mal contigo.”

¿Te suena familiar? 🙂

Ya no basta solo con ser bueno programando

En aquellos tiempos, para “enfrentar” el problema preferí pensar:

“Si soy bueno programando me voy a ahorrar estos problemas”

Pasaron 8 años y te puedo decir algo: no pude haber estado más equivocado.

¿Por qué? Porque los proyectos de software son intrínsecamente colaborativos.

El hecho de que tu software deba ser utilizado por otras personas ya te da indicios de su naturaleza colaborativa.

Incluso cuando escribes código te estás comunicando. No escribes con las mejores prácticas para que el computador te entienda mejor, escribes buen código para que otra persona pueda entender lo que hiciste (o para que tú mismo lo entiendas en un futuro).

Esto da un indicio de que NO BASTA con ser bueno técnicamente. hay algo más que es importante.

Ese algo son las famosas habilidades blandas.

Entonces, ¿las habilidades técnicas no importan? ¡Sí importan! Son habilidades básicas para realizar una determinada labor. Pero si quieres realmente destacar y ser un mejor profesional, las soft skills desarrollar tu debes.

¿Qué hacen las habilidades blandas por ti?

Muchas personas al escuchar “habilidades blandas” piensan en alguien que es muy simpático y parlanchín (un “loro” 😂). Pero estas habilidades también implican ser severo en determinadas ocasiones.

Así que olvida que “habilidades blandas” = “bueno para hablar” (o extroversión).

¿Qué logramos con las habilidades blandas? Tener estos superpoderes:

  • Saber qué quieren decir esas personas de comercial o diseño a la primera.
  • Comunicar tus ideas con confianza y convicción, de manera de no quedar en la mente de los demás como “leído”.
  • Ante candidatos con tus mismas habilidades técnicas, obtener el puesto de trabajo. O incluso un mejor sueldo.

¿Genial no?

La buena noticia es que estas habilidades las podemos desarrollar, y en este post nos centraremos en aspectos prácticos para que puedan comenzar a mejorarlas desde hoy mismo.

¿Cómo se mejoran las habilidades blandas?

Las habilidades blandas son un conjunto de aptitudes que podemos desarrollar para lograr ser personas que gobiernan sus sentimientos, saben leer y relacionarse con el resto.

Son tan importantes que los expertos las ven como habilidades esenciales.

Hay tantas aptitudes en “habilidades blandas” que no tenemos idea de dónde partir para mejorar. El feedback de las personas es simplemente “trabaja tus habilidades blandas”. Y nadie te dice cómo…

Es ahí donde el trabajo de psicólogos se vuelve importante. Ellos dicen que tus habilidades blandas son el resultado de una serie de competencias emocionales que tienes (Inteligencia Emocional).

En otras palabras, para mejorar las soft skills necesitamos trabajar nuestra inteligencia emocional.

¿Cómo trabajamos nuestra inteligencia emocional? 😡

A continuación los consejos, que me ayudaron a pasar de “blanco” en presentaciones a ser profesor de Universidad.

Para los consejos, usaré el modelo de inteligencia emocional de Goleman, que se basa en 4 componentes:

  1. Autoconocimiento (self awareness): conocerse a sí mismo, conocer debilidades, fortalezas y usar ese conocimiento para tu favor. Esto hace que tengas confianza y seguridad en ti mismo.
  2. Autocontrol y motivación (self-management): controlar tus emociones e impulsos. Gracias a esto, eres menos propenso a “estallar” de rabia ante problemas.
  3. Conciencia social o empatía (social awareness): tener la capacidad de entender las emociones y sentimientos de los demás, incluso aquellos rasgos que no son obvios. Te permite ser bueno en las relaciones interpersonales y bueno para escuchar.
  4. Habilidades sociales (relationship management): ser bueno interactuando con otras personas. Te permite ser un “team player”, alguien capaz de trabajar en equipo, ser buen comunicador, y bueno en negociaciones.

En la imagen, estas habilidades están interconectadas y permiten ser la base de “las habilidades sociales”. Mejorar el “autoconomiento” es un big-win, pues influye en nuestro autocontrol y empatía.

Consejos para mejorar tus habilidades blandas

Puedes matar dos pájaros de un tiro con estos consejos:

Con estos dos tests podrás tener una mirada a las características de tu persona, fortalezas y debilidades.

Lo importante es usar los resultados para diagnosticar y mejorar, no para dar excusas de tu comportamiento.

¿Qué mejoramos? Autoconocimiento y Autocontrol.

¿Eres introvertido?

El mundo, predominado por extrovertidos, te hace creer que es malo ser introvertido. Pero está lejos de serlo. Susan Cain tiene un libro llamado “Quiet Revolution” que habla precisamente de este tema, puedes ver la charla TED aquí: https://www.quietrev.com/ted-talk/

¿Te cuesta tolerar las críticas y el feedback?

El estoicismo te podría ayudar. Básicamente nos dice que las cosas nos afectan por nuestras creencias e interpretaciones. Cambiando eso, podemos hacer que no nos afecten tanto. Te recomiendo el libro “El manual de Epicteto”.

Comprender a los demás (empatía)

Empathy depends on your ability to overcome your own perspective, appreciate someone else’s, and step into their shoes. - Ed Yong

No podemos crear soluciones de verdad si no nos ponemos en los zapatos de la persona que va a usar nuestro software. Es así de sencillo.

Si no puedes comprender y entender las emociones del resto no lograrás trabajar bien en equipo, por muy simpático que seas.

¿Cómo mejoramos esto?

Primero: asegúrate de haber mejorado tu autoconocimiento y autocontrol.

¡No puedes colocarte en los zapatos de otra persona si ni siquiera puedes colocarte tus propios zapatos!

Para mejorar empatía, nos vamos a lo que dicen los expertos: Daniel Pink, autor de A Whole New Mind: Why Right Brainers Will Rule The Future, da los siguientes tips:

  1. Pasa el tiempo con personas diferentes a ti. Todo el día hay oportunidades para hacerlo. Foco en escuchar, en intentar entender su visión de mundo.
  2. Toma clases de actuación Actuación es exactamente eso: colocarse en los zapatos de otra persona.

Conclusiones

Las habilidades blandas se mejoran de a poco, no con un gran salto.

  1. Identifica cuáles son las aptitudes que te hacen falta mejorar. En este post te dí un listado con las que yo creo que son más fáciles de mejorar y que te generarán un mayor impacto como desarrollador. Si tu situación particular requiere de otras aptitudes, ¡Adelante!
  2. Recuerda que las habilidades personales son la base. Así tu “edificio” no se derrumba.
  3. Enfócate en pocos cambios a la vez. Mejorar un 1% al día equivale a mejorar 38% al año.

No existe un simulador que nos permita entrenar todas estas habilidades esenciales, pero el día a día nos brinda de muchas oportunidades para practicar. Después de todo, la vida real es el mejor simulador que existe.

Mejorar algunas de estas aptitudes puede ser incómodo y vergonzoso, pero cada vez que sales de tu zona de confort te haces un mejor profesional y mejor persona.


¿Te gustó el artículo?

Subscríbete para recibir estos consejos por email

No envío SPAM y podrás desubscribirte con 1 clic, cuando quieras.